Xiaomi Mi Band 1S – Review (Actualizado)

Buenos días TICExpertos! Hoy os traemos la Xiaomi Mi Band, un gadget muy atractivo por varios motivos, que lo convierten en una compra obligada. Se trata de la pulsera cuantificadora de la firma china Xaomi.

Xiaomi Mi Band – Review

mi xaomi band 1xaomi band 2

La Xiaomi Mi Band ofrece un diseño minimalista, y consta de dos partes, una parte de goma –la cual es posible encontrar de varios colores– y la parte del hardware, hecha de aluminio.

La pulsera es discreta y elegante, y es de buena calidad. Se ajusta perfectamente a nuestra muñeca y por nuestra experiencia el cierre de seguridad es bastante fiable. Estamos ante un dispositivo de una calidad bastante notable que no da la impresión de mala calidad, ya que sus acabados -sin ser premium- entran dentro de lo mínimo exigible.

Os detallamos todo lo que podemos hacer con este wearable según las especificaciones de su página web oficial:

  • Monitor de fitness –pasos, distancia recorrida, calorías– y cuantificador del sueño, el cual es bastante preciso.
  • Alarma inteligente gracias a su función de vibración
  • Posibilidad de desbloquear nuestro smartphone –en algunos dispositivos Xiaomi y otros teléfonos con Android 5.0–
  • Batería de 41 mAh –duración de unos 30 días sin necesidad de cargarla–
  • Resistencia al agua IP67
  • Compatible con dispositivos Android 4.4 o superior y Bluetooth 4.0

Mi Band es la aplicación de Android que nos permitirá controlar y administrar nuestra pulsera. Aunque existen varias versiones de terceros para descargar en Google Play, nosotros os aconsejamos que os descargueis la versión oficial, -aunque esté en inglés-, ya que las demás versiones no oficiales dan problemas a la hora de desinstalarla y volver a instalar, porque en alguna de ellas cuando quieres compartir tus logros en alguna red social, esta aplicación no oficial, se queda colgada y es necesario desinstalarla, pero ofreciendo cierta resistencia.

También es posible configurar las tres luces que te avisan de las notificaciones que dispone este dispositivo, lo cual es otro punto a favor.

Como creemos que este es un punto importante para vosotros, en este review pasamos a informaros de cómo teneis que desinstalar estas apps no oficiales: Desinstala la aplicación, borra con un explorador los ficheros: – mili_log.txt, Notificationsappdb y las carpetas: – .miband – Android/data/com.xiaomi.hmhealt – y la carpeta Tencent de raiz del móvil y reinicialo. Una vez reiniciado, vuelve a instalar la app oficial que no te dará este tipo de problemas.

También mencionaros que lo que nos trae la caja es básicamente el propio dispositivo, la pulsera de goma, un cable de carga USB y las instrucciones de uso, que dicho sea de paso no os solucionarán ninguna duda.

Xiaomi Mi Bandxiaomi my band 1

 

Lo mejor os lo dejamos para el final, el precio: en la página de Amazon podéis conseguirla desde 18 eur. aprox. gastos de envío incluidos, aunque os ponemos sobre aviso que si hacéis el pedido a Asia es posible que os tarde un mes. Aun así os recomendamos la compra de este producto sobre todo si no quieres hacer un desembolso importante de dinero y si no le vas a dar un uso muy exigente.

Para mas información: http://www.mi.com/my/miband/#01

También os dejamos la info de Amazón para que podáis adquirirla directamente:

[AMAZONPRODUCTS asin=»B00NHPQV8A»]

 

ACTUALIZAMOS 25/04/2016

Xiaomi Mi Band 1S  – Review (Actualizado)

Por fin ya tenemos disponible la nueva Xiaomi Mi Band 1S, y que mejor forma de dar a conocer este producto con la opinión de uno de sus compradores en Amazon.com (Gonzalo C.L.)

MiBand 1S sigue siendo una pulsera discreta que ahora resiste mejor el roce, el sudor y el agua. La goma no se resquebraja y esta vez será más difícil perder la pieza cuantificadora. Solo por eso merece la pena la actualización a este nuevo modelo. ¿Merece la pena comprarlo? Sin dudarlo.
No es el cuantificador más completo del mercado (le falta altímetro) pero ofrece tanto por tan poco dinero que no hay mucho que pensarse. Si nos preocupa la parte social y llevar un reloj, quizá la Charge de FitBit sea para ti. Si en cambio quieres un modelo básico, que funcione bien y además no tengamos que cargarlo cada pocos días, es un modelo muy recomendable.

DISEÑO:
Xiaomi quería mantener el diseño en la Mi Band. Había quienes pedían un cambio de imagen para introducir un pequeño reloj. Habría estado genial poder ver la hora pero ellos tienen claro que su wearable es para medir pasos, no para darnos la hora.

Puede gustar más o menos la decisión, la compañía china tiene muy claro cuál es su objetivo.
Como en el modelo anterior, es cómoda, se ajusta bien a todo tipo de muñecas y solo en las muy pequeñas resalta más de la cuenta. Si no es nuestro caso, es un complemento muy discreto que no llama la atención. El único momento donde da la nota es cuando se encienden las luces LED.
En la correa de plástico nos encontramos la principal novedad. Deja ver que se ha mejorado la calidad de los materiales: más rígido, acabados más firmes en el marco que rodea a la pieza que mide nuestros pasos… Más de uno ha perdido su MiBand original por culpa de la pulsera de Xiaomi. Era muy mala, ahora ese problema está arreglado.
El cable de carga ha cambiado, es igual de largo que en el modelo anterior pero esta vez tiene sección plana por lo que es más difícil que se enrolle y por tanto se acabe rompiendo. Por último, pero no por ello menos importante, mantiene la resistencia al agua, IP67.
Nunca me la he quitado para ducharme ni tampoco para hacer natación. Aguanta bien el agua y también estar sumergida durante breves periodos de tiempo a una profundidad de un metro y medio. Lástima que no reconozca cuando estás nadando y posteriormente muestre los resultados en la aplicación.

Si tenéis Android, podéis configurar la pulsera como un dispositivo Bluetooth de confianza en Smart Lock. Si no conocéis esta función se trata de una forma de decir que la MiBand 1S es una llave para abrir el móvil. De este modo, en vez de poner un patrón o un PIN el móvil reconocerá que la pulsera está conectada y así desbloqueará nuestro smartphone de forma segura. De este modo, si nos separamos de él o nos lo roban pedirá el PIN y el patrón. Si queréis más información sobre este modo, en Xataka Android os lo explicamos.
La gran carencia de MiBand es la parte social. Al contrario que FitBit u otras pulseras cuantificadoras, no hay una red de amigos con los que podemos competir. Podemos compartir nuestros resultados en Facebook y Twitter, menú desde el cual nos avisará también de cómo han sido nuestros resultados en comparación con otros usuarios. Está bien pero no tiene el factor pique con personas a las que conocemos.

BATERIA:
En el modelo anterior fue uno de sus principales atractivos: Xiaomi prometía un mes de batería y lo cumplió con creces. En mi experiencia, he estado hasta cuarenta días de uso con ella con una alarma al día. Al introducir el pulsómetro esta cifra iba a descender y así ha sido.
Con una carga de la MiBand 1S (una alarma al día y recibiendo dos o tres avisos por objetivos y llamadas) logro que me dure unos 20 días. No es un mes pero sigue siendo lo suficientemente alta como para que nos fijemos en ella. Algo bueno tenía prescindir del reloj y centrarse en la cuantificación.
La carga es rápida, lo cual es un incentivo. Si usamos el USB de un ordenador podemos tardar una hora y media pero si usamos directamente un cargador de móvil en una hora la tendremos al 100%. Mi consejo es que la carguéis (cuando sea necesario) en esos ratos de inactividad que tenéis a lo largo del día como por ejemplo cuando estéis trabajando delante del ordenador. El pulsómetro marca la autonomía pero los datos de la 1S sigue siendo muy buenos para que no tengamos que preocuparnos de la batería cada poco tiempo.

PULSÓMETRO:
En la parte trasera del sensor, la que da a nuestra piel, incluye un lector de pulsaciones muy parecido al que encontraríamos en un Apple Watch o un reloj con Android Wear. Un diodo verde parpadea para hacer las mediciones y decirnos en unos segundos a cuánto va nuestro corazón.
La idea es buena, la ejecución no tanto. Xiaomi tiene muy claro que quiere un cuantificador para el usuario de a pie, no una herramienta para deportistas habituales y eso se nota en cómo está integrada esta pieza de hardware.
Como hemos comentado antes, el pulsómetro se encarga de hacer mediciones automáticas a lo largo del día para (según Xiaomi) calibrar los resultados del resto de sensores y ofrecer una medición más precisa. Todo eso está muy bien pero ¿qué pasa cuando queremos hacer algo más controlado y llevar un registro? Malas noticias. (Aquí tenéis la opinión completa de Gonzalo C.L. sobre Xiaomi Mi Band 1S)

[AMAZONPRODUCTS asin=»B017VRKY64″]

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *